Islas de Macaronesia
Tenerife, Madeira y Sao
Miguel (Azores)

Del 14 al 30 de agosto

CRÓNICA
(Parte III, AZORES)

AZORES

Día 26 de agosto
Viaje a isla Säo Miguel (Azores)


Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti)

Construcción colonial en Sete Cidades

Estrilda común (Estrilda astrild)

Hoy nos hemos levantado pronto, ya que, tenemos que dejar el hotel Eira do Serrado, entregar el coche en Bravacar y tomar un avión con dirección al archipiélago de las Azores, concretamente a la isla de Säo Miguel.

El avión sale en hora, llegando a Säo Miguel a las 14:00 (hora local), una hora más que en Canarias y Madeira, y por tanto, 2 horas más que en la península.

Nos entregan un Renault Clio prácticamente nuevo en la compañía de alquiler de coches Ilha verde en Punta Delgada, capital de Säo Miguel.

Lo primero que hacemos es dirigirnos al hotel Casa do Jardim. En el camino puedo ver Estornino pinto, sp. granti (Sturnus vulgaris granti), y Gorrión común (Passer domesticus).

Nuestro alojamiento es discreto, pero está ubicado en el corazón del jardín botánico de Punta Delgada, un lugar magnífico. Nada más llegar, puedo ver Mirlo común, sp. azorensis (Turdus merula azorensis), y Petirrojo europeo (Erithacus rubecula).

Nos apresuramos en salir para aprovechar el día con unas recomendaciones que nos ha dado Rubén Coelho, un ornitólogo de la isla.

El lugar hacia donde nos dirigimos es Sete Cidades, porque no nos pilla muy lejos del hotel, a una media hora. En el camino puedo ver otra subespecie de Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti). También en el camino vemos el endémico Nóctulo de las Azores (Nyctalus azoreum), un murciélago de hábitos diurnos.

La subida al miradouro Cristo rei es una auténtica pasada, donde se puede disfrutar de unas magníficas vistas del lagoa verde, lagoa azul y Sete Cidades.

En el puente que divide los dos lagos, llamado phyllo-wood, busqué el Zampullín picogrueso (Podilymbus podiceps), que lleva allí afincado unos cuantos años, pero sin suerte, aunque sí que pude ver Estrilda común (Estrilda astrild), Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae), más Nóctulos de las Azores (Nyctalus azoreum), Paloma torcaz (Columba palumbus azorica), Mirlo común (Turdus merula azorensis), Estornino pinto (Sturnus vulgaris granti), Petirrojo europeo (Erithacus rubecula), Focha común, etc.

La noche cae rápidamente sobre Säo Miguel, por tanto, nos vamos a Punta Delgada a cenar y más tarde a nuestro hotel.


Carpa común (Cyprinus carpio)

Cola del Lagoa verde

Lagoa verde, lagoa azul y Sete Cidades




Nóctulo de Azores (Nyctalus azoreum)

Iglesia en Sete Cidades

Petirrojo europeo (Nyctalus azoreum)


Día 27 de agosto
Serra da Tronqueira, Furnas y lagoa dos Espraiados


Estornino pinto (Sturnus vulgaris granti)

Säo Miguel

Nóctulo de Azores (Nyctalus azoreum)

Hoy toca ir a por los priolos, nombre que le dan en Azores al endémico y escaso Camachuelo de las Azores (Phyrrula murina), un bonito pájaro que sólo habita en las zonas de montaña del este de la isla de Säo Miguel.

Rubén nos ha recomendado el camino que recorre la Serra da Tronqueira hasta llegar al miradouro del mismo nombre. También llevo anotado el punto GPS que Paco Chiclana tiene en su blog, donde ellos lo vieron por primera vez en su viaje a las Azores.

Desde Punta Delgada el camino es largo, una hora más o menos, con lo cual, nos levantamos a las 6:45, desayunamos y pusimos rumbo hacia Serra da Tronqueira, hogar de los priolos. En el camino puedo ver Estornino pinto (Sturnus vulgaris granti) y Nóctulo de las Azores (Nyctalus azoreum).

Una vez llegamos al camino de la Serra da Tronqueira, vemos un priolo de una manera fugaz, justo en el punto que indica Paco en su blog, además, Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti), Estrilda común (Estrilda astrild) y Reyezuelo sencillo (Regulus regulus azoricus).

De camino hacia el miradouro, logramos ver otro Camachuelo de las Azores (Phyrrula murina) en el borde de la carretera. Este sí que podemos observarle bastante bien perchado en una rama, pero la falta de luz del lugar no hace responder con velocidad a la cámara perdiendo la oportunidad de fotografiarle.

Ya en el miradouro, podemos ver a un tercer ejemplar de priolo también de una manera fugaz, además de Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae).

Salimos del camino de la Serra de Tronqueira, llegando a Furnas, donde ya una vez avanzada la mañana decidimos comer. La intención es ir al Restaurante Tony's, famoso por el cocido preparado en los huecos de agua hirviente (caldera volcánica) que hay al pie del lagoa as Furnas.

Desde Furnas nos dirigimos hacia la laguna del mismo nombre, justo donde se preparan los cocidos, ya que el amigo Rubén Coelho me ha dicho que puedo encontrar rarezas neárticas allí.

Primeramente, paseamos por entre los huecos donde se preparan los cocidos. Cada hueco tiene el nombre de un restaurante, y después, andamos por la orilla del lago, donde puedo ver una multitud de Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti) alimentándose, , alguna Gaviota patiamarilla (Larus michahellis atlantis) y un solitario Charrán común (Hirundo rustica).

A unos pocos cientos de metros desde el aparcamiento, llego a una zona que hay un remanso de agua, donde no llegan los turistas que van a ver las fumarolas de los huecos de los cocidos.

Allí, en pocos minutos esperando, veo llegar un limícola raro, raro para mí. BIMBO, se trata de un Correlimos menudillo (Calidris minutilla), ave americana. El correlimos nos tiene entretenidos cerca de una hora, observándole y fotografiándole.

Con la alegría de la observación, nos vamos hacia el Salto do Cavalo. Otro lugar que además de las vistas que proporciona su miradouro, también puede aparecer algún priolo, pero a nuestra llegada empieza a llover y la niebla no deja ver a un palmo, con lo cual decidimos seguir.

El camino que desciende al pueblo veo que puede ser también una buena zona para el priolo, pero no, no se deja ver, por tanto, seguimos hacia nuestro próximo y último destino del día, la lagoa dos Espraiados.

Ésta es una pequeña laguna artificial destinada al ganado, y que es un gran atrayente para todo tipo de aves, donde se ha logrado observar alguna rareza allí.

No tengo suerte con ninguna rareza, pero puedo observar Combatiente (Philomachus pugnax) y Agachadiza común (Gallinago gallinago). Además, por la zona vuela un Busardo ratonero (Buteo buteo rohtschildi), una Garza real (Ardea cinerea) y varios ejemplares de Gaviota patiamarilla (Larus michahellis atlantis).

De allí al hotel.


Reyezuelo sencillo (Regulus regulus azoricus)



Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae)

Correlimos menudillo (Calidris minutilla)

Combatiente (Philomachus pugnax)

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti)


Día 28 de agosto
Lagoa do Fogo, Caldeira Velha, Fábrica de té Porto Formoso, Miradouro de Santa Iria, Ribiera Grande y Mosteiros

He pactado con las chicas que uno de los dos días que nos quedan en Säo Miguel, lo tenemos que dedicar al Camachuelo de las Azores (Phyrrula murina). El día elegido va a ser mañana, día 29, con lo cual, hoy toca ir a ver lo que las chicas quieran.

Primeramente, vamos a la lagoa do fogo. Las vistas desde el miradouro son espectaculares, donde yo, a lo mío, peino las orillas buscando limícolas, pero no veo nada.

El siguiente lugar de visita es Caldeira Velha, un magnífico enclave, donde hay unas piscinas termales abrazadas de un exuberante bosque. Alguna de las piscinas está a 39 º y otras a 24-25º con una cascada muy bonita.

Ahí gastamos gran parte de la mañana bañándonos relajadamente, mientras oíamos a los Petirrojos europeos (Erithacus rubecula) y Mirlos comunes (Turdus merula azorensis). También era muy interesante ver como los Nóctulos de las Azores (Nyctalus azoreum) volaban a escasos metros de la superficie de las piscinas.

De allí, nos fuimos a la fábrica de té de Porto Formoso. Conviene recordar que las plantaciones de té que existen en Säo Miguel son las únicas que hay en toda Europa con fines industriales.

Porto Formoso es un lugar realmente bonito, donde nada más entrar nos recibe el canto de una Codorniz común (Coturnix coturnix) que debe estar entre la plantación de té. Una visita guiada por la fábrica y después a comer al cercano pueblo de Säo Bras.

Más tarde, visita al miradouro de Santa Iria. Las vistas son magníficas, donde se puede ver la costa y la población de Porto Formoso. Otra de las visitas fue a las Caldeiras de Ribiera Grande.

El último lugar que visitamos fue el pueblo de Mosteiros, en la punta más occidental de la isla, donde a última hora de la tarde el paso de Pardela cenicienta canaria (Calonectris borealis) era de cientos de individuos. Vuelvepiedras (Arenaria interpres), Charrán común (Sterna hirundo) y Gaviota patiamarilla (Larus michahellis atlantis) fueron otras de las especies vistas.

Sin tiempo para más, pusimos rumbo a nuestro hotel.


Paloma torcaz (Columba palumbus)

Lagoa do fogo


Rana común (Rana perezzi)

Día 29 de agosto
Serra da Tronqueira, Salto do Cavaloeira y Faja da cima


Gaviota reidora
 (Chroicocephalus ridibundus)

Perdidos en la Sirra de la Tronqueira

Petirrojo europeo (Erithacus rubecula)

Hoy iba a ser mi última oportunidad de fotografiar un priolo, un Camachuelo de las Azores (Phyrrula murina). Las hice madrugar a las chicas porque distaba nuestro hotel de la "terra do priolo" más de una hora en coche.

Al primer lugar que nos dirigimos fue al pueblo de Nordeste, desde allí, tomamos el camino que recorre la sierra de norte a sur, parando a pocos metros de comenzar el camino. Allí vemos Serín canario (Serinus canaria), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti), Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae), por cierto, ésta última muy abundante, pero sin noticias del priolo.

Proseguimos el viaje y en el camino..... "bingo", veo una familia de priolos alimentándose en el suelo. Del suelo saltan a un árbol y aprovecho para parar el coche, bajar y perseguirlos tranquilamente durante algunos minutos. Es un grupo de cinco o seis ejemplares, donde hay pollos de este año. Logro tomarles varias fotos hasta que desaparecen en la esperura del bosque.

Proseguimos el camino hasta llegar al miradouro de la Tronqueira. Allí permanecemos como hora y media y vemos varios priolos, unos volando, otros en un árbol, e incluso, uno posado en el suelo en lo alto del mirador, pero ninguno de ellos se deja fotografiar, aunque alguna de las observaciones es buenísima. Además de los priolos, vemos a los de siempre, Mirlo común (Turdus merula azorensis), Paloma torcaz (Columba palumbus azorica), Estrilda común (Estrilda astrild), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs moreletti), Reyezuelo sencillo (Regulus regulus azoricus), etc.

Nos despedimos del miradouro de la Tronqueira con el Pico da vara al fondo, la montaña más alta de Säo Miguel, y ponemos rumbo a Salto do Cavalo de nuevo.

Al descender por la pista y antes de llegar a Povoaçao, el pueblo del final del camino, salta la sorpresa, encontrando de nuevo a varios ejemplares de Camachuelo de las Azores (Phyrrula murina) alimentándose en el suelo.

Después de comer en Furnas, nos dirigimos a Faja da cima, una granja con una laguna artificial destinada para el ganado, pero que atrae a un buen número de aves.

En sus orillas puedo ver varios ejemplares de Gallineta común (Gallinula chloropus), Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus), Gorrión común (Passer domesticus), Paloma torcaz(Columba palumbus azorica), Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea patriciae), etc.

Con el día prácticamente terminado, nos vamos hacia el alojamiento, ya que, no queremos llegar tarde para hacer las maletas, porque al día siguiente nos sale el avión hacia Madrid a las 7:30 horas.


Lavandera cascadeña
(Motacilla cinerea patriciae)

Camachuelo de las Azores  (Phyrrula murina)

Pico da Vara


Reyezuelo sencillo  (Regulus regulus azoricus)


Fatbirder's Top 1000 Birding Websites

© micuadernodecampo.com 2004
Web diseñada, mantenida y actualizada por Quique Marcelo

Página optimizada a 1024 x768